Buenas prácticas en la Gestión de activos fijos en el sector minero

Picture of Carlos Pérez

Carlos Pérez

Subgerente Comercial

No podemos dejar pasar antes de redactar este artículo lo sucedido con lo establecido en el Decreto Supremo N° 044-2020-PCM (Publicado el 15 de marzo de 2020 en el diario oficial El Peruano), Decreto Supremo que declara el Estado de Emergencia Nacional por las graves circunstancias que afectan la vida de la Nación a consecuencia del brote del COVID-19, las empresas mineras se encontraban autorizadas para realizar únicamente actividades críticas con personal mínimo operativo durante los meses de marzo y abril de 2020, a fin de evitar la propagación del virus y mantener las instalaciones listas para el reinicio de las actividades normales.

Según el Boletín Estadístico Minero (MINEM), indica que el Perú ha ganado una posición de liderazgo en la industria minera a nivel mundial, debido no solo el rico potencial geológico del país, sino también a su competitividad en términos de costos operativos, talento humano y experiencia, sumado a los atractivos regímenes legales y tributarios que mantiene, lo que la convierte en una opción natural para los inversores internacionales.

Control de Activos Fijos

El Área de Control Patrimonial cumple un rol importante en la administración y gestión de los activos fijos, tales como control de altas, bajas, transferencias, componetización bajo NIIF, inventarios generales, rotativos, entre otros aspectos. Desde el punto de vista contable se deben llevar y mantener los libros tributarios, financieros y corporativos según correspondan con la finalidad de atender a los auditores. Así mismo, llevar en forma individualizada el registro de los activos en los libros electrónicos según SUNAT (fecha de activación, valor de adquisición, fecha de adquisición, proveedor, depreciación, vida útil, revaluación, entre otros).

Por otro lado, el control operativo de los activos de las organizaciones debe tener claridad e información precisa si el activo está productivo o en proceso de mantenimiento, ubicación física, responsable, centros de costo, estado de conservación, entre otros. Por tanto, las organizaciones mineras deben tener un registro individualizado que les permita conocer el proceso operativo y contable de los activos; una buena práctica es que realicen inventarios generales, rotativos o selectivos y seguidamente compararlos con los registros contables y realizar los ajustes contables. Las políticas, normas, procedimientos y funciones establecen las reglas de juego para la buena administración del activo fijo que permitirán lo siguiente:

  • Tener una visión clara del proceso.
  • Asignar niveles de responsabilidades.
  • Definir los elementos que componen el sistema de control.

Finalmente, existe un proceso denominado “Capitalización de Activos Fijos” que permite a las organizaciones a:

  • Analizar los costos de los activos fijos adquiridos asociados con los equipos físicos, según la Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF’s).
  • Realizar la valorización financiero y tributario.
  • Asignar los centros de costo.
  • Realizar el inventario.
  • Realizar la componetización bajo NIIF.
  • Determinar las vidas útiles y valor residual.
  • Obtener el soporte documental de los activos capitalizados.
  • Preparar la plantilla de carga a un ERP.

En este sentido es de suma importancia la gestión de los activos fijos en las organizaciones mineras debido a la alta inversión que se realizan en la adquisición e implementación de activos. Adicionalmente, les permite conocer con facilidad la ubicación física y trazabilidad de la misma para tomar decisiones administrativas, financieras, de control, así como atender auditorías internas, externas, corporativas y entes fiscalizadores.

Noticias relacionadas